Viene definido por formas asimétricas en la construcción, tanto en edificios de viviendas como en otras infraestructuras urbanas. Se caracteriza por la combinación de hierro, madera, aluminio e, incluso, plástico reciclado, lo que supone un abaratamiento en la construcción. Líneas sencillas y ausencia de elementos superficiales también son característicos del estilo industrial.

Leave your comment

<

Your email address will not be published.